La digitalización empresarial, imprescindible en este “presente digital”

En estos últimos tiempos en los que hemos dejado en el pasado la expresión “futuro digital”, ya que estamos viviéndolo, se hace imprescindible para muchas empresas llevar a cabo una digitalización de sus estructuras. Lo que muchos han descubierto con la crisis sanitaria que estamos atravesando es que se pueden digitalizar más empresas de las que se pensaba.

En este mundo cada vez más tecnológico, la transformación digital se ha convertido en una necesidad para poder alcanzar los objetivos de una empresa.

El primer paso: la presencia online

Un punto imprescindible de la digitalización empresarial lo encontramos en la presencia online, esencial para que tu público te (re)conozca. Tener una página web accesible, una tienda online organizada (si precisa) y/o presencia activa en redes sociales, seguramente sea el inicio de una correcta transformación digital. Sobre todo, con una correcta presencia en redes sociales conseguiremos la ansiada comunicación bidireccional, la reina del mundo digital, ya que supone una gran fuente de información sobre lo que el público demanda.

Usando todas las herramientas que tenemos a nuestro alcance en el mundo Social Media y, principalmente, usándolas correctamente, conseguiremos humanizar la empresa, obtener información retroalimentada (tanto nosotros como empresa como nuestros seguidores pueden obtener info relevante) y mantener una relación y comunicación directa que hace que los usuarios se sientan más valorados (y por tanto confíen más). ¿Resultado directo? Cuando implicamos de manera activa al cliente, podemos influir en su decisión final y obtener resultados ventajosos para la empresa.

Aquellos negocios que ya contaban con una presencia digital antes de la pandemia (página web, tienda online, redes sociales…), han consolidado su posición digital adaptándose a las circunstancias éstas últimas semanas. Pero ahora mismo cualquier empresa, por pequeña o grande que sea, y se dedique al sector que se dedique, puede llevar a cabo una trasformación digital, no se trata de algo exclusivo. Ahora es el momento y es la oportunidad para invertir en marketing digital para atraer usuarios y comenzar a crecer.

La digitalización empresarial

Pero, además de la presencia online, ¿qué es la digitalización de empresas? Se trata de una transformación digital, es decir, transformamos los procesos que antes eran analógicos en procesos digitales para optimizarlos, implementando tecnología, herramientas y recursos digitales y creando nuevas oportunidades de trabajo.

Existen cinco pilares para llevar a cabo la digitalización de la empresa, que deben implementarse de manera gradual e involucrar todas las áreas:

  1. El cambio de mentalidad. La digitalizaicón no se trata simplemente de implementar procesos tecnológicos y digitales en la empresa, sino que esos procesos se relacionen con las personas. Por eso, lo principal es que el equipo entienda esa cultura de digitalización y abra su mente a la transformación..
  2. El cliente. Éste ha cambiado radicalmente la forma en la que se relaciona con las marcas y consume, y es cada vez más exigente, por lo que tenemos que entender sus nuevas necesidades. Pero no hablamos únicamente del cliente final, ya que también han cambiado las relaciones con los proveedores, la facturación, etc.
  3. Los nuevos modelos de negocio. En esta era digital y con la aparición de las nuevas tecnologías (y las que quedan por llegar) han surgido nuevos modelos de negocio digitales y, durante esta pandemia, muchas empresas se han reinventado (ya sabéis el dicho, “Reinventarse o morir”). Ahí está la clave, hay que aprovechar de manera eficiente las nuevas oportunidades para plantear nuevas líneas de negocio.
  4. El big data. Es imprescindible para llevar a cabo la digitalización de la empresa, ya que en un futuro no muy lejano la mayor parte de las decisiones estratégicas, tanto de dentro hacia fuera como al revés, se tomarán en base al análisis de datos.
  5. La innovación en el trabajo. Para lograr una buena digitalización empresarial también es imprescindible ampliar las competencias digitales tanto de la empresa como de los trabajadores, con una formación continua y actualizada. Un claro ejemplo de esta innovación, aunque se trate de una pequeña parte, es el teletrabajo, que ahora mismo está a la orden del día.

Tenemos claro que la digitalización va a formar parte de la vida cotidiana en poco tiempo, por eso cuanto antes empecemos y nos adaptemos al mundo digital, mejor para nuestro ‘yo’ del futuro.